Entradas Etiquetadas "aprender"

Fotografías de flores en primavera

Publicado por en May 1, 2015 en Blog | Comentarios desactivados en Fotografías de flores en primavera

Estamos en primavera, momento ideal para sacar la cámara de paseo y plasmar el espectáculo de la floración que ya lleva unos días en pleno apogeo. La variedad que se lleva casi toda la atención en esta época es el almendro, con su flor blanca/rosada que, en grandes extensiones, nos deja un manto difícil de resistirse a fotografiar. Pero no es la única explosión de color que tiene lugar estos días. Frutales como los ciruelos o melocotoneros, o la flor blanca de los cerezos convierte las últimas semanas de marzo y primeras de abril en un momento esperado por muchos fotógrafos. Hacer fotos a las flores es todo un ejercicio que, bien ejecutado, nos puede dar unos resultados espectaculares. Sobre dónde acudir a fotografiar la floración, consejos, trucos y equipo necesario vamos a hablaros hoy. Empecemos. De un almendro en flor solo queda el recuerdo (y tus fotos) Llegado a España hace unos 2.000 años, no hay árbol que refleje mejor el final del invierno que el almendro. Originario de regiones montañosas de Asia central, este frutal tiene por nombre botánico Prunus amygdalus y pertenece a la familia de las Rosáceas. De los frutales, el almendro suele ser el primero en florecer, y ese momento es un indicador de que el invierno está próximo a su fin. Su floración se produce antes que la de otros frutales debido a que necesita menos horas de frío (habitualmente por debajo de los 7 grados centígrados). En cuanto a sus flores, tienen cinco sépalos y cinco pétalos, y aunque se asocia normalmente con el color blanco, la tonalidad puede variar entre blanco y rosado. Pero el color da igual cuando se sale al campo a disfrutar de los primeros rayos de sol que ya calientan. Volverás a mi huerto y a mi higuera: por los altos andamios de las flores pajareará tu alma colmenera de angelicales ceras y labores. Volverás al arrullo de las rejas de los enamorados labradores. Alegrarás la sombra de mis cejas, y tu sangre se irán a cada lado disputando tu novia y las abejas. Tu corazón, ya terciopelo ajado, llama a un campo de almendras espumosas mi avariciosa voz de enamorado. A las aladas almas de las rosas del almendro de nata te requiero, que tenemos que hablar de muchas cosas, compañero del alma, compañero (Miguel Hernández) Esta elegía la escribió en 1936 Miguel Hernandez cuando su amigo Ramón Sijé murió repentinamente a los 22 años, lamentándose en ella Hernández de no haber podido reconciliarse con él tras pasar unos malos momentos. Para mi, el serventesio final recoge las flores del almendro florecido como idea de la fugacidad de este momento de la floración y de cómo él sintió lo mismo al no poder hablar de todo lo pendiente con Sijé. Esta situación de provisionalidad, de un momento solo, alrededor de la floración del almendro y otros frutales, lo que le da una dimensión romántica al hecho de salir a fotografiar lo que ya no se repetirá de la misma manera nunca más. La floración en marzo, dónde acudir para hacer fotografías Aunque cualquier parque de nuestra ciudad seguro que tiene rincones para practicar la fotografía de flores, hay citas y lugares concretos en los que confluyen una serie de condicionantes para que sean los más idóneos. Si hablamos de almendros en flor, no hay que irse muy lejos de Madrid. Al final de la calle de Alcalá está el Parque Quinta de los Molinos, donde 1.500 almendros en flor viven estos días su máxima intensidad. Date prisa porque, como en otros lugares, el apogeo fotográfico no dura más que días. Otro frutal que vive con la llegada de la primavera un verdadero acontecimiento es el cerezo. Y la zona más conocida y relevante por numero y concentración en poco espacio es el Valle del Jerte. Allí, a partir de la próxima semana y hasta la primera de abril se irá produciendo la floración de más de un millón y medio de cerezos, lo que teñirá de blanco todo el valle.  Si lo que queremos buscar, además de fotos...

Leer Más

Conociendo las flores desde el jardín de infancia

Publicado por en Feb 24, 2014 en Blog | Comentarios desactivados en Conociendo las flores desde el jardín de infancia

En el jardín de infancia, los niños no sólo inician su formación académica, también comienzan a recibir información sobre el mundo que los rodea. La primavera es la época ideal para enseñar a los pequeños cosas sobre las flores, ya que es un momento de máxima floración. Existen diversos proyectos en los que se puede hacer participar a los niños para conseguir que comprendan mejor el mundo de las flores. Claveles coloreados Con este proyecto, los niños podrán aprender cómo utilizan el agua las flores. Hay que llenar unos vasos con agua y añadir unas cuantas gotas de colorante alimentario. Más tarde se les enseña a los niños un ramo de claveles blancos y tienen que tratar de adivinar lo que pasará al ponerlos en el agua. Los pequeños deben ir observando lo que ocurre. En unos días los claveles irán pasando del color blanco al color del agua en el que estén puestos. Hay que explicarles  que el cambio de color se debe a que el agua pasa a través del tallo y llega hasta la flor. Flores con moldes de magdalenas En este proyecto los niños utilizarán moldes de papel para magdalenas para crear imágenes de flores. Colorearán de amarillo el centro del molde y lo pegarán en una hoja de papel de manualidades. A continuación, tendrán que recortar un rectángulo y dos hojas de un papel de color verde.  El  rectángulo irá debajo del molde para que sirva de tallo a la flor y una hoja a cada lado del tallo. ay que animarlos a utilizar rotuladores o lápices de colores para que el fondo de sus trabajos quede más bonito. Lirios con huellas de la mano Por último, en esta manualidad se emplearán las huellas de las manos de los niños para crear ramos de lirios. Consiste en que los pequeños  tracen sus manos sobre un papel de manualidades y que luego las recorten. Hay que ayudarlos a enrollar las huellas para darles forma de cono y a continuación unirlas usando para ello cinta adhesiva. Para crear el tallo de la flor, hay que grapar una paja a la parte inferior. Los alumnos harán varios de estos lirios de huellas,  para unirlos con un hilo y formar un ramo. Cultivo de flores Consiste en que los niños cultiven sus propias flores. Van a necesitar unas macetas y rotuladores y pegamento de brillantina para decorar. Hay que enséñales a llenarlas con tierra y a plantar a continuación unas semillas en ellas. Luego deben colocar las macetas en un lugar soleado del aula y acostumbrarse a regarlas a diario. Cada día, pueden observar las flores y hacer un dibujo para ilustrar los cambios que se vayan produciendo. Después de estudiar las flores, se las podrán llevar a casa para seguir cuidándolas.  ...

Leer Más

Uso de cookies

Esta web inserta cookies propias para facilitar tu navegación y de terceros, derivadas de su uso en nuestra web. Para continuar navegando acepte su uso, en caso contrario la página web puede que no funcione correctamente. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí .

ACEPTAR